Según comentan en DGT Puntos, la siniestraliedad en esta pasada Semana Santa ha descendido significativamente después de un aumento del número de accidentes el año pasado, donde 37 personas perdieron la vida en las carreteras.

Sin duda alguna, las campañas de concienciación llevadas a cabo por la DGT han hecho que los conductores fuesen más precavidos a la hora de coger el coche, porque desgraciadamente un gran número de estas personas fallecidas circulaban en moto (concretamente doce).

Cabe destacar que la mayoría de los accidentes ocasionados han sido en carreteras nacionales, lugares donde realmente es más peligroso conducir, ya que la mayoría de ellas solo tienen un único carril por cada sentido, produciéndose muchos adelantamientos al límite que pueden llegar a ocasionar accidentes. Es por ello que desde DGT Puntos se aconseja utilizar siempre que se pueda autopistas y autovías, ya que está más que demostrado que la circulación por esas vías es más segura, a la par que rápida.

También la utilización de radares y de distintos dispositivos de control de velocidad ha disminuido el número de accidentes en carretera. Son muchos los esfuerzos puestos por la DGT para que todos lleguemos a nuestro destino sanos y salvos, pero aún así queda mucho camino por recorrer, pues al fin y al cabo han sido 33 personas las fallecidas en este puente de Semana Santa, cosa que aún se puede mejorar sustancialmente, y para ello la Dirección General de Tráfico está pensando seriamente en publicar nuevas campañas de concienciación a los conductores.

¿Cómo disminuir las probabilidades de accidente?

Según la DGT, antes de salir de viaje, debemos realizar una serie de comprobaciones para asegurarnos que podremos tener un desplazamiento tranquilo y sin complicaciones.

Por ejemplo, una de las cosas más importantes es tener el coche a punto. Debes tener todas las revisiones hechas, así como asegurarte de que tus ruedas están en una óptima situación (sobre todo de desgaste y de aire).

También es bueno que planifiques tu viaje con antelación y que intentes salir de casa a unas horas en las que sepas que no hay demasiado tráfico, intentando evitar las horas de más aglomeración como podría ser la primera hora de la mañana.

Por supuesto, procura descansar bien la noche anterior y coger el coche en plena forma y fresco. Desayuna bien, y por supuesto no olvides descansar durante el trayecto, siempre parando cada dos horas como máximo para tomarse un café o un pequeño tentempié.

Por supuesto, la paciencia y la tranquilidad es una de las cosas que debe reinar durante el trayecto. Si llevas niños, intenta que estén distraídos con alguna película o algún juego, y por supuesto no te pongas nervioso si ves que hay retenciones o que el tráfico es denso. No te despistes y mira siempre al frente, pues en un momento puedes tener un despiste y con ello un accidente grave.

En caso de necesitar ayuda, no olvides que el 112 está a tu disposición, por lo que procura tener cargado el móvil por si necesitas llamarles.