Cuando nos conectamos a Internet para buscar información sobre temas de salud, ¿qué es lo que esperamos encontrar en la página? ¿Cómo preferimos que se nos sea mostrado?

Según la agencia seo barcelona iSocialWeb, los internautas han llegado a juzgar las páginas de salud por su diseño, y eso solo nos demuestra una cosa: que el diseño web hoy en día es muy importante en casi cualquier sector profesional. Algunos apuntes del artículo:

  • El diseño ayuda a dar fiabilidad a los datos expuestos: si una página no cuida su apariencia, algunas personas podrán malfiarse de la información que allí se publica y preferir dirigirse a otra web. Aunque se trate de una medida muy subjetiva, lo cierto es que se estima que casi la mitad de los pacientes lo hacen (un estudio de WebWatch lo cifra en el 42%). El mismo estudio revela que menos de un 10% de centros y/o profesionales vinculados con la salud se fijan en estas cosas, por lo cual prácticamente un 90% no están dedicando recursos en arreglarlo y por lo tanto están perdiendo clientes.
  • A medida que esto ocurre, también son cada vez más los médicos y otros profesionales sanitarios que deciden hacerse un hueco en Internet, y aquí es donde está el problema: por muy profesionales y rigurosos que sean, es posible que no les sirva de nada porque no están prestando atención al diseño.
  • La fiabilidad se puede determinar con diversos factores, y se citan tres: la reputación del operador en donde se alojan los datos, las fuentes de información utilizadas y, en tercer lugar, el objetivo de la web (comercial, divulgativo, de investigación, etc.). Se entiende que si una web se ve claramente que sólo quiere vender productos, no será muy fiable ni objetiva la información que en ella se publique.

Hay muchos factores a tener en cuenta. Os damos algunos detalles para mejorar el diseño y el contenido de vuestra página web:

  • La página nunca debería sustituir la profesionalidad que se deriva de las consultas personales. Siempre que sea posible se tiene que usar simplemente para informar o para complementar. Ante cualquier duda deben acudir a los profesionales.
  • La venta de fármacos está regulada por Ley. Si se venden medicamentos que van con receta seréis perseguidos por la ley porque está prohibido (Ley 29/2006). Se debe hacer un buen uso, así como fomentar su consumo responsable.
  • Ofrece información de contacto. Aunque no sean datos estrictamente personales, es bueno incluir en la web la forma en que se puede contactar contigo o con tu empresa, servicio o entidad. En caso de webs de salud es aún más importante porque la información que se está dando es seria y que haya una entidad identificada detrás de todo dará más confianza a los visitantes de la web.
  • Sin abusar de ellos, estaría bien incluir algún vídeo en el cual se explique algún proceso o que se pueda ver una entrevista. El contenido visual ayuda a que la información entre mejor y además fomenta que los internautas se queden más rato visitando nuestro espacio.