¿Hacéis propósitos de año nuevo? las estadísticas indican que la mayoría de personas se hacen algún propósito cada vez que empieza un nuevo año, aunque es cierto que no todos lo hacen públicamente. Hay gente que los hace pero los mantiene en secreto, esperando a ver si en diciembre ha podido o no cumplir aquello que deseaba.

Y es que hay muchas formas de hacerse propósitos, pero también muchos temas que abordar. Puedes hacer promesas entorno a la salud (ir al gimnasio, hacer deporte más a menudo, cambiar poco a poco tu dieta para hacerla más sana, etc.), en torno a la cultura (leer más libros, ir más al cine, asistir a más obras de teatro…) o enriquecimiento personal (apuntarse a alguna formación, practicar algún idioma, recuperar aficiones olvidadas, etc.). Y, claro está, también hay las que giran en torno a nuestro día a día y al lugar en dónde vivimos. ¿No crees que es un buen año para arreglar algunas cosas de tu casa y hacer algunos cambios? las reformas madrid centro por ejemplo se están haciendo ya visibles… y si la ciudad se pone las pilas, ¿por qué tu en tu casa no?

Reforma tu casa

  • Cambia algunos muebles: esta idea es la principal y la que puede resultar más barata. Estamos seguros de que tienes muebles que estás harto de ver. Quizá es momento de ir a la tienda y buscar algunos nuevos, ya sean para sustituir a los viejos o bien para ocupar algún espacio que aún te quedaba vacío. Seguramente incorporar una nueva estantería ayudará a que tengas los libros más ordenados.
  • Pinta alguna pared: ¿estás harto del blanco neutro o de ese amarillo que elegiste hace más de veinte años? es la hora. Puedes pintarla tu mismo o puedes encargar que te lo haga un pintor profesional, pero la cosa está en cambiar el color para crear un ambiente totalmente nuevo. Una idea que funciona muy bien es mirar revistas de decoración para ver como quedan los diferentes colores con diferentes tipos de decoraciones.
  • ¿Tienes terraza o balcón? pues aprovecha y haz alguna pequeña reforma, como cambiar las baldosas del suelo, poner algún sistema de riego, hacer un pequeño espacio para meter una mesa y algunas sillas para las cenas que podrás hacer cuando llegue el buen tiempo… incluso podrías mirar de cambiar el toldo (si es que tienes y si es que puedes, ya que a veces es decisión de toda la comunidad de vecinos el poder o no hacerlo).
  • Es hora de cambiar la cocina. O el baño. O la habitación. Una gran reforma: cambia esa habitación que tanto has visto y píntala, ponle mobiliario nuevo… o incluso tira alguna pared abajo y amplíala… verás como cambia tu casa!

Aprovecha el cambio de año para cambiar un poco y verás que tu ánimo también aumenta. A la mayoría de personas les sienta bien un cambio en su entorno, por pequeño que sea. Si tu presupuesto no es muy amplio, prueba ni que sea un pequeño detalle. ¡Ya verás como lo agradecerás!